<bgsound src="http://www.telefonica.net/web2/jmgg1979/midis/EnyaSong-Enya.mid "></bgsound>

martes, 11 de octubre de 2011

París...Mon amour


¿Qué tiene París que le hace ser la ciudad más visitada del mundo, por delante de Roma, Londres o Nueva York? Dicen que es la ciudad de la luz, la ciudad de la moda, cuna de geniales maestros de la pintura y mil disciplinas más. Acumula una envidiable historia de grandes hombres y mujeres, reyes, emperadores y republicanos. Es la capital de la France, y su lema, Liberté, Egalité, Fraternité, viene a decirlo casi todo.

 Pero aparte de todo esto, París tiene algo más. El Louvre, el Sena, la Opera, las Tullerías, el Grand y el Petit Palais, el Panteón, los Campos Elíseos, el Arco del Triunfo, La Tour Eiffel, Pigalle, Montmatre, Saint German, el d Orsai, Les Invalides, la Bastilla, la plaza de la Concordia, La Madeleine, el museo Rodin, Notre Dame, el Sacré Coeur, la Sainte Chapelle, el puente de Alejandro III y como no, la chocolatería Fauchon? Uff…., madre mía, París… mon amour…. y que decir de sus Brasseries donde sentarse en una de sus terrazas para comer una fromage de tête pâté o bouillabaise (sopa de pescado), seguido de un segundo plato de blanquette de veau (estofado de ternera en salsa blanca)

Antes de las comidas, se suele servir un aperitivo, como un plateau de fromage (tabla de quesos) o el Kir (vino blanco endulzado con sirope) y terminar con un estimulante y aromoso café.

 Pasear por París es otro encanto que debería venir incluido en todas las guías de turismo. Contemplar la puesta de Sol desde el mirador del Trocadero con la torre Eiffel al fondo no tiene precio. Sentarse un buen rato en una silla tumbada del parque de las Tullerías a tomar el tibio Sol de París, tampoco. Y si se quiere sufrir de envidia, encaminar los pasos hacia la Place Vendome, donde se encuentra la Colonne, que, aunque llama mucho la atención, no es su principal atractivo. Allí está el Hotel Ritz y a su alrededor las joyerías más caras de París, donde un simple reloj puede llegar a costar ¿300.000? (no sé si me quedo corta)

 Hay que recorrer despacio la Rue Saint-Honoré para admirar algunas tiendas, hoteles y restaurantes sorprendentes. Desde ese lugar y hacia el norte, por la Rue de la Paix se llega a la Plaza de la Opera y hacia el este, caminando por la Rue de Rivoli uno se encuentra cara a cara con el impresionante Museo del Louvre…Después llegar al Arca del Triunfo por sus infinitas avenidas y volver dando un paseo en barco por el Sena contemplando sus palacios y palacetes a su orilla hasta llegar de nuevo a los pies de la dama de París…La Torre Eiffel
esa  impresionante torre que todo lo contempla y a la que todos contemplamos como a una gran Dama.

 París siempre me cautivó, aunque la última vez que fui descubrí una nueva ciudad maravillosa que no existía en  mi recuerdo. Lo que demuestra que con el paso de los años las ciudades ganan y el espíritu de las personas se vuelve más sensible a ciertas pequeñas cosas.

Estoy segura que volveré a visitar la ciudad de las luces otra vez…dicen que además es una de las ciudades más románticas del mundo, no lo dudo, tiene ese halo de misterio y romanticismo que la hace única…..Sin ninguna duda volveré
 y …Recorreré sus calles como una parisina más, Si, seguro que si…Volveré y quien sabe si esta vez no eche de menos escuchar a alguien susurrar cerca de mi oído un dulcísimo “Je t ´aime” a orillas del Sena al anochecer.

jueves, 6 de octubre de 2011

Simplemente..te amo


Simplemente,
te amo,
desde cuándo, no lo sé.
Sólo sé que este amor me ha despertado,
que a mi vida llegó sin esperarlo,
y que a mi corazón llamó sin yo buscarlo.

Te amo, desde cuándo, no lo sé.
Desde que yo en tus ojos me he mirado,
desde que me estremezco a tu lado,
desde que quiero estar donde tú estás.

Me amas, lo comprendo, lo he sentido.

Cuando oigo tu voz estremecida,
cuando siento sin ver que tú me miras,
cuando presiento que en tus sueños vivo.

Qué hermoso este amor que es alegría,
que crece con nosotros y que sólo muriendo
morirá con nosotros... algún día.

viernes, 30 de septiembre de 2011

La vida es como una partida de Ajedréz


"De pocas partidas he aprendido tanto como de la
mayoría de mis derrotas"



 Como si de una partida de ajedrez se tratara nuestras vidas discurren de un lado a otro del tablero de la vida.

Existen reglas que nos han sido dadas, posiciones que defendemos o a las que aspiramos, rivales con los que nos medimos, movimientos estudiados, inseparables colaboradores, caminos de un color trazado, sacrificadas piezas, demasiadas pequeñas derrotas y con suerte algún recuperado sueño, y siempre, siempre el vigilante reloj marcando ritmo.

La gran diferencia es que una vez iniciada, ésta nuestra nunca queda en tablas, todo es un continuo ir y venir por el campo de batalla.  Como astuto Alfil o encabritado Caballo, apisonadora Torre o diligente Peón, cuidada Reina o siempre buscado Rey… Al final nuestro jaque acaba siendo mate, y sólo nos queda, que este paseo errante por casillas inventadas nos deje, al final de la partida, el dulce sabor de alguna jugada maestra. 

Hoy no muevo pieza, "J`adoube" digo tocando para recolocar un peón adelantado, llegó  el Otoño, pero hoy llueve, pido al árbitro que pare el reloj, accede, y la partida se detiene sobre el tablero mojado… Continuará pues como dijera el GM Tartakower nadie ha ganado nunca abandonando el juego. 



"En el ajedrez como en la vida, el adversario más peligroso es uno mismo"

jueves, 29 de septiembre de 2011

Tú me recuerdas...



Tu me recuerdas a un poema que ni siquiera existe

Una canción que jamás escuche

me recuerdas a  los versos que nunca escribí

Cuando te inunde una enorme alegría

No me prometas nada

Cuando te domine la melancolía

cierra los ojos e imagina mi mirada…

Cuando pasee por tu mente…Sonríe

Esa sonrisa dulce…tan dulce que hasta  hiere.



Por que....,



Tu, me sugieres besos al alba

Me provocas caricias al amanecer

Me invitas a paseos cogidos de la mano

Me ofreces con esa sonrisa un gran amor.

Si tuviera la oportunidad de verte de nuevo

Te diría cuanto te extraño

Si tuviera tu sonrisa..si la tuviera...,

Si tuviese la oportunidad…si la tuviese…te diría un te amo

para que  así,  este  silencio,  no me estuviese matando.

martes, 27 de septiembre de 2011

La Piedra



Siempre suelo ir con carreras a todos lados, como si el mundo se me fuera a ir en un minuto, el querer hacer tantas cosas al mismo tiempo o al menos, en el menor tiempo posible, hace que uno termine la jornada agotada.
Es obvio que  vivir en el centro de la ciudad, también te conduzca a ello, aquí no caminamos, vamos volando, sobre todo en la mañana que se va sin uno darse cuenta, y yo que siempre voy despistada y pensando solo en la tarea del día y el tiempo del que dispongo para hacerla, pues pasa lo que pasa, ayer casi me mato al tropezar con un piedra mal colocada cerca de una obra, menudo susto me llevé, aunque debo decir, que por suerte no caí al suelo, pués paradójicamente como si de un ángel se tratara, me vi rodeada de unos brazos que me sostenían, un paseante amable que venia en mi dirección estuvo tan oportuno de anticiparse y ver la piedra y mi estado de despiste, le di las gracias amablemente y él con un sonrisa dulce me contestó: De nada, gracias a ti por estar aquí.
Confieso que estas palabras me sonrojan, sobre todo si te las dice un desconocido, le dije adiós, no sin volver a darle de nuevo las gracias y  seguí mi camino, casi tímidamente, le volví a mirar y  te quedas pensando eso que dicen algunos, de que tienes un ángel en tu vida, que te guía y protege, no sé quien es ese señor, pero son de los que dejan huellas, su mirada aún  me persigue, aunque ya no le vuelva a ver y si digo esto, no es porque no quiera o no pueda, porque ese amable caballero me dejó una tarjeta y sin mirarla  pensé en dos cosas:
 Se fijó que llevaba  una cartera llena de expedientes y pensó que mi trabajo se relacionaría con el suyo ¿voy mal encaminada?  O tal vez por otros motivos que invitan a pensar en una tarde de paseo o conversación en un café, ¿amistad quizás? de  momento no voy a llamar, quien sabe si mañana por no decir en un futuro lo  haga.
Ya ves, lo que podía terminar en una posible lesión, Dios sabe donde, terminó en una sensación agradable, en una mañana de improvistos y sonrisas…y de sustos por que no decirlo….
La Piedra.
El distraído, tropezó con ella.
El violento, la usó como proyectil.
El emprendedor, construyó con ella.
El caminante cansado, la usó como asiento.
Para los niños, fue un juguete.
Drummond, hizo poesía con ella.
Michel Ángelo extrajo, de ella, la más bella escultura.
Y en todos los casos la diferencia no estaba en la piedra, sino en el hombre.
No existe piedra en el camino que no puedas aprovechar para tu propio crecimiento.
Miro su tarjeta y veo que es profesional en Leyes, evidentemente, si, su profesión se relaciona con mi trabajo.
Quien sabe si mañana me puede ayudar en algo importante..siempre que no se parezca a una caída  por una piedra mal colocada….que con una basta ¿ o no ?

lunes, 26 de septiembre de 2011

Bella Venecia




Recuerdo la primera sombra de paloma

Y después de iglesia

Hubo sombras de casas enteras rodeándome

Y esa melancolía me encantó,

Pensé que yo era otra sombra  más..


Allí sabía a sombra hasta el amor,

El amor era una sombra humedecida,

Una sombra color góndola,

El amor allí fue un teatro de palomas.

Recuerdo también el museo, de repente…. un puente..

Otro puente..

Recuerdo como si fuese ayer..

Pero hoy te recuerdo como nunca jamás

Venecia..bella Venecia

Bellos tus rincones…laberinto de pasiones

Recorrer tus callejuelas

Es un sueño que desvela

Una sombra a un sol

Sombras tú y yo



Bella Venecia….. Sombra en el mar

Hasta el viento lo haces  sombra

Sombra en mi corazón

Sombra que encandila…sombra que enamora…

Venecia, toda tú….eres encantadora….

Politiqueo y bla bla bla....




Nos encontramos en un sistema donde los funcionarios no funcionan, los políticos hablan pero no dicen nada, los votantes votan pero no eligen, los medios de información desinforman, los centros de enseñanza enseñan a ignorar, los jueces condenan a las víctimas, los militares están en guerra contra sus compatriotas, los policías no combaten los crímenes, por que están ocupados en cometerlos, las bancarrotas se socializan, las ganancias se privatizan, donde paradójicamente es mas libre el dinero q la gente, y la gente esta al servicio de las cosas.

Donde los estereotipos pueden mas que las personas, donde ser diferente es pecado y pensar distinto esta terminantemente prohibido. Una realidad tan cruel como cotidiana, tan normal como repetitiva, tan absurda como constante. Parece que nuevamente el animal de costumbres se acostumbró.

Se acostumbro a mirar para el otro lado, a dejarse convencer, a ser dañado gratuitamente, a bajar los brazos sin siquiera ofrecer resistencia, a ser egoísta, a no pensar, a no reclamar ni exigir ni pelear. Se transformo en un animal al que se le olvidaron los buenos modales, sabe decir gracias en muchos idiomas, pero prefiere decir ganancia, sabe pedir disculpas de varias maneras pero elige decir dinero, puede decir buen día, buenas tardes o buenas noches, pero se siente mas poderoso al estrechar una mano luego de cerrar el negocio que creo que el salvará la vida condenando a los que lo rodean.

Extraño animal resulto ser, porque puede pensar pero prefiere dormir, puede crear pero elige destruir, puede unir pero piensa que le conviene mas separar.

Todos tenemos parte de esos animales dentro, pero sospechosamente parece que mas ceros acompañen a tu cuenta bancaria más parecido vas a ser a ese animal, hasta que ya no hay diferencia entre la bestia y el hombre, y cuando quieres mirar atrás ya eres uno de ellos.

Ojala algún día podamos ver que no importa los sacrificios de un hombre o un pueblo, cuando esta en juego el destino de la humanidad.


 Ser socio de este tipo de sociedad, puede matar.

sábado, 24 de septiembre de 2011

Puedo


Puedo imaginar que no existes
pero mi mente me lo recordará cada segundo,
olvidar cada recuerdo vivido contigo
pero mi corazón lo mantendrá grabado por siempre,

Puedo desaparecerte de mi mente al caer la noche
pero volverás a aparecer en cada uno de mis sueños,
despertar y no sentir tu presencia
pero mi alma  te buscará hasta en el último rincón del universo.

Puedo negarte el mundo entero
pero no la infinita cantidad de sensaciones que provocas en mí,
compararte con miles de cosas hermosas
pero ninguna de ellas tiene tu maravillosa esencia,

Puedo decir que ya conocía el amor
pero nunca de la forma como me lo enseñas tú,
reconocer que contigo el amor llegó a mi vida
pero jamás imaginar que sería de una forma tan sublime.

Puedo decir que al besar tus labios simularé que nada ha pasado
pero mi cuerpo temblante me delataría.,
decir que la noche es maravillosa cuando las estrellas alumbran el firmamento
pero no se comparan  con el resplandor del brillo de tus ojos,

Puedo imaginar como será sentir tu piel
pero no el calor que tu cuerpo provocará en el mío,
soñar como será estar contigo por primera vez
pero no como me harás subir al cielo y regresar en un instante.

Puedo asegurar que el destino te puso en mi camino
pero no puedo entender por qué me hizo merecer tan hermoso galardón,
permanecer lejos de ti, más, no sin saber cómo estás,
puedo estar sin verte, pero no sin lo que me haces sentir al hacerlo,
puedo vivir sin ti, más…
 no me alcanzaría la vida para perdonármelo.


viernes, 23 de septiembre de 2011

Necesito...otra canasta



Hola Dios, espero que estés bien, verás yo….

te escribo para saludarte y porque ahora sí tengo que surtirme, pues la "canasta básica" con que me mandaste al mundo se me ha ido agotando a lo largo de estos años.

Por ejemplo, la paciencia se me acabó por completo, igual que la prudencia y la tolerancia. Ya me quedan poquitas esperanzas y el frasquito de fe, está también vacío. La imaginación también está escaseando por estos rumbos.

  También debes saber que hay cosas de la canasta que ya no necesito como la dependencia y esa facilidad para hacer berrinches, que tantos enojos y problemas me han ocasionado. Así que quisiera pedirte nuevos productos para la canasta:

  Para empezar me gustaría que rellenaras los frascos de paciencia y tolerancia (pero hasta el tope), y mándame por favor el curso intensivo "Cómo ser más prudente", volúmenes 1, 2 y 3.

  Envíame también varias bolsas grandes, para mantener la perseverancia  que tanta falta me hace. También quisiera un baúl de sonrisas, de esas que alegran el día a cualquiera. Te pido que me mandes dos piedras grandes y pesadas para atarlas a mis pies y tenerlos siempre sobre la tierra.

  Si tienes por ahí guardada una brújula para orientarme y tomar el camino correcto, te lo agradecería mucho.

  Regálame imaginación otra vez; pero no demasiada, porque debo confesar que en algunas ocasiones tomé grandes cantidades y me empachó. Nuevas ilusiones y una doble ración de fe y esperanza también me caería excelente.

  Te pido también una paleta de colores para pintar mi vida cuando la vea gris y oscura. Me sería muy útil un bote de basura para tirar todo lo que me hace daño.

  Por favor mándame un frasco de mercromina y una cajita de tiritas para sanar mi corazón, porque últimamente ha tropezado  y tiene algunos raspones.

  Te pido unos cd´s , porque tengo el cerebro lleno de información y necesito espacio para guardar más.

  Te pido muchas zanahorias, para tener buena vista y no dejar pasar las oportunidades por no verlas.

  Necesito también un reloj grande, muy grande, para que cada vez que lo vea me acuerde de que el tiempo corre y no debo desperdiciarlo.

  ¿Podrías mandarme muchísima fuerza y seguridad en mí misma, eh? Sé que voy a necesitarlas para soportar los tiempos difíciles y para levantarme cuando caiga.

También quisiera una cajita de pastillas de las que hacen que crezca la fuerza de voluntad y el empeño, para que me vaya bien en la vida y te pido unas tres o cuatro toneladas de "ganas de vivir", para cumplir mis sueños.

  Necesito también una pluma con mucha tinta, para escribir todos mis logros y mis fracasos.

  Pero más que nada, te pido que me des mucha vida, para lograr todo lo que tengo en mente y para que el día que me vaya contigo, tenga algo que llevarte y veas que no desperdicié el tiempo aquí en la Tierra.

  De antemano te agradezco lo que puedas mandarme y te agradezco el doble todo lo que me enviaste la primera vez.

  Perdóname por las veces que me has llamado y no te he contestado…ya sabes, últimamente me encuentro como apagada o fuera de cobertura…

Este stres que no nos deja tiempo..Intentaré solucionarlo y ahora me despido que

Tengo que ir al trabajo, gracias de antemano y cuídate mucho. Te quiero.

  Con mucho cariño….Te adora, tu hija.



jueves, 22 de septiembre de 2011

Te busco



Allí donde la fé desborda
su mágica ternura en el instante,
y entre los lirios el perfume borda
la tarde que se marcha agonizante.

Donde los cisnes dan a los cristales
del lago, su reflejo y su elegancia
y los astros dibujan senderos
en la piel de la distancia.

Te busco en la ardorosa llama,
en la sagrada gruta, en el vestigio
donde la vieja rama florece sin saber..
como un prodigio..

donde se tocan los caminos,
 donde el incienso sus perfumes
quema, en las líneas de antiguos pergaminos
en la nostalgia que escribe mi poema,
te busco allí para lograr unidos del alma
su nivel en la balanza, allí detrás de los latidos,
donde no muere la esperanza.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

El alma





Nos enseñaron desde niños cómo se forma un cuerpo.

Sus órganos, sus huesos, sus funciones sus sitios.

Pero nunca supimos de qué estaba hecha el alma.

¿Será de sentimientos, de ensueños, de esperanzas?

¿De emociones, de tirrias, de estupores.?

Lo cierto es que, ignorada, el alma arde en su fuego.

Tiene espasmos oscuros, punzadas de ternuras, suburbios de delirio.

¿Será tal vez una inquilina del corazón? ¿O viceversa?

Entre ellos no hay fronteras ¿O será la asesora principal de la mente?

¿O viceversa?

Entre ellas no hay disputa. O será capataz de la pobre conciencia?

¿O viceversa?

Entre ellas no hay acuerdo.

El alma tiene hambres y cuando está famélica

Puede herir, puede armarse de enconos o de furias.

No hay que pensar que el alma es un tul de inocencia

 

ajeno a los agravios que sufren cuerpo y alma

En el alma se forman abscesos de rencores,

 

tumores de impaciencia, hernias de desamparo

El problema es que no hay cirujanos del alma, ni siquiera herbolarios

El alma es un secreto, una noción, una nube que suele anunciar llanto

Pero después de tantas búsquedas, de pesquisas inútiles y de adivinaciones

Nos queda apenas una certidumbre:

Que el alma no es el cuerpo

Que el cuerpo muere….

Y… el alma?…….                   





martes, 20 de septiembre de 2011

Senderos de poesía



Voy sembrando senderos
con la semilla de la poesía
entregándome a sus adentros
en ella descubro con alegría
mil primaveras llenas de amapolas
que apaciguan el corazón
llenándolo de aromas
que alumbran como el sol.
 
Voy completando versos
llenos de sentimiento
que trazan un camino abierto
delicado y disperso
atestado de pétalos de rosa
y aroma de jazmín
que con aliento caprichoso
perfuman mi jardín.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Trámites burocráticos



El otro día me fui a hacer uno de esos  trámites burocráticos de los que no hay manera de librarse y  cuando digo esto no es porque me cueste hacerlos sino por  lo que te  encuentras detrás de un mostrador o recepción de alguna empresa y también por las “costumbres” que tienen las mismas y algunos organismos oficiales.

Tras esperar la pertinente cola, llevar la documentación necesaria, rellenar los formularios debidos y demás, me dieron cita para el siguiente trámite. Éste consistía básicamente en firmar el papel que tenía delante, pero ya se sabe, la cita era para llevar la documentación, no para firmarla y claro, no podía ser.

Esto (y un requisito absurdo que me pidieron luego) me recordó a una respuesta que, por desgracia, aún se sigue escuchando en las empresas con demasiada facilidad  cuando preguntas el porqué de algo… “No, es que siempre lo hemos hecho así” ¡¡Y se quedan tan tranquilos!!

Yo no digo que no haya procedimientos y costumbres de probada eficacia que no haya que modificar. Afortunadamente los hay. Lo que sí debería cambiar es el hecho de que muchas personas y empresas, jamás se plantean si lo que hacen (y cómo lo hacen) es lo mejor, lo más adecuado y efectivo, o si hay que cambiar algún aspecto, si se puede mejorar de alguna manera.

Los seres humanos somos seres de costumbres y es bueno tenerlas. Los automatismos y rutinas nos ayudan en nuestro día a día ¿se imaginan ustedes en un mundo en el que todo sea nuevo día tras día? ¡Que agotamiento!

Las costumbres, hábitos y rutinas nos ayudan a que las cosas sean más sencillas, nos ayudan a saber cómo son las cosas, qué hay que hacer y cuál es el siguiente paso.

Ayudan pues a disminuir el nivel de incertidumbre, nos dan estabilidad, confianza, etc.

Pero una cosa es esto y otra muy distinta es no cuestionar jamás esas rutinas e incluso darlas por imprescindibles (no hablemos ya de cuando te argumentan las cosas con un tremendo “porque sí” o un   ese no es mi problema, este asunto lo llevo otro compañero”) ¿si no es su problema que hace detrás de la recepción atendiendo a  la gente? ¿donde estaba el otro compañero? Ya, ya,  me lo imagino…

Así nos va en este mundo!!

Hay costumbres y procedimientos en algunas empresas y sobre todo en algunos organismos oficiales que deberían modificarse, pero también y con URGENCIA deberían  dar un cursillo intensivo de  (educación y  saber estar) a algun@s de los empleados o funcionarios,  antes de contratarlos, para que sepan tratar o al menos ponerse en el lugar de  las personas que van a tramitar algún documento y no es una queja que hago por mi personalmente, que  estoy acostumbrada y sé de que va este mundo, sino apelando en favor de las personas mayores en especial y de cualquier edad en general, que no están acostumbradas a hacer trámites y el simple hecho de que les hagan dar tantas vueltas y  encima les traten de una manera tan poco amable  es para indignarse.
Esperemos que se modifiquen algunas costumbres algún día… y hagan “cambiar” a algun@s  empleados, que ya va siendo hora, de trabajar todos…. por todos.

De momento, solo es un pensamiento mío… por desgracia.







sábado, 17 de septiembre de 2011

Háblame



Háblame, quiero conocerte.

Saber que estas bien.

Que no existe nada,

que empañe tus días,

y apague tus noches.

Que tus sueños se cumplen.

Que la vida tiene,

solo para ti,

cosas fascinantes.


                                                Háblame, y podré ayudarte.

Haciendo que todo,

lo que tú deseas,

llegue a realizarse.

Haciendo que sientas,

dentro de tu piel,

que eres para mi… Lo más importante.

viernes, 16 de septiembre de 2011

Aprendamos a observar..sin juzgar.



Tratamos a muchas personas, amigos, conocidos, ect, pero la realidad nos demuestra que conocemos poco a la gente. Incluso conocemos poco a personas que nos rodean permanentemente, como COMPAÑEROS DE TRABAJO, e incluso a las personas con las que convivimos. Pasamos el tiempo haciendo cosas con otra persona, con quienes hablamos, generalmente mediante diálogos superficiales o no, a quienes oímos o simplemente, nos hace compañía bajo el mismo techo. Pero sabemos, generalmente, muy poco de sus razones y anhelos. Conocemos datos: nombre, edad, fecha de su cumpleaños, comida preferida etc. Llegamos incluso a conocer sus reacciones ante imprevistos o problemas, pero no  los analizamos con detenimiento.

 
Una de los elementos más importantes para relacionarnos mejor con los demás es observarles, ver como son y cómo reaccionan ante los distintos momentos de la vida. No es sencillo  penetrar el alma de las personas. No solemos dejar al desnudo nuestro interior, no tenemos tiempo, no  sentimos esa necesidad, no nos atrevemos…pero observando podemos saber hasta lo que no nos cuentan.

 
Observar a los demás puede ser una habilidad que nos ayude a saber mas de cada persona, a  conocerla mas a fondo, incluso a comprender aspectos de si misma que desconoce.

   ¿Qué podemos hacer para conocer mejor a lo otros?  Observadlos…

   Observa sus costumbres y hábitos, sus tics.  Son la base de la conducta

   Observa como se visten, los colores que repiten

Observa como hablan (lento, rápido…) sus entonaciones (calidas, frías…) el lenguaje es el reflejo del pensamiento.

   Observa su expresión cuando están callados, etc. etc.

No significa estar  “vigilando” a los demás, No somos policías… Sino personas interesadas en el comportamiento de las personas cercanas, nunca fiscalizar su conducta. El comportamiento de una persona esta constituido por la globalidad de lo que hace.

Ver como los demás se comunican, como reaccionan, como cambian según las circunstancias, nos ayudara a comprender a las personas, a mejorar nuestra relación con ellas y no llevarnos una DESILUCION como a veces ocurre y nos hace daño.

 
¿Un secreto? Me fijo mucho en la escritura de la gente….no lo puedo evitar, ver que postura escoge, como sostiene el boli o el lápiz…Que escribe…y como lo hace, ver su letra si es firme, ordenada, inclinada o recta …con esto puedes saber mucho, su estado de animo, prisas, cansancio etc. …eso me dice mucho de una persona.

Este escrito lo dedico a una amiga que después de una charla me ha hecho reflexionar en que si conociéramos un poquito más a las personas solo con observarlas nos ahorraríamos muchos desencantos y apuros.

  Que paséis un buen día y observar en silencio… pero sin juzgar.

jueves, 15 de septiembre de 2011

Buscando versos



Estoy buscando versos entre otros versos

para poderte decir palabras bellas

tocarte, sin tocar la piel

rozar tu cuerpo de lejos en un suspiro.


Estoy buscando entre los vientos, susurros

y melodías que aún no han sido creadas

para mandarte en una canción

estos sentimientos dormidos en un día de ayer.


Hoy mi corazón se agarra a esa música salvaje

llegada de algún lugar con una fuerza nueva

arrancando sueños rotos de tiempos pasados,

miradas vacías, sonrisas lejanas, manos abiertas.


Busco palabras y frases sin letras,

un deambular, imitación de voces negras,

colores aplastados, estrellas que no parpadean,

cristales que centellean bajo unos zapatos de tacón….

miércoles, 14 de septiembre de 2011

El peligro de los prejuicios


No es prudente ni humano formarnos un juicio definitivo sobre una persona basándonos ciegamente en las opiniones de sus enemigos o de sus amigos, pues los primeros exagerarán sus defectos e inventarán otros; y los segundos, exagerarán sus virtudes y le adicionarán otras.
   
 Conviene tomar en cuenta para hacer honor a la justicia- las opiniones de los imparciales, los cuales escasean, y las que dictamine nuestra propia conciencia, ya que una errada apreciación por influencia malsana puede conducirnos hacia un error mayor: el prejuicio.
   
 Generalmente, las referencias dadas por un individuo sobre su enemigo nunca son buenas, pues hay esa tendencia casi instintiva en el ser humano a destruir a su contradictor, a su disidente, al que se convierte en obstáculo para la materialización de sus propósitos, sobre todo cuando éstos son oscuros y están animados por el mal. Y es que hay seres humanos que toman muy al pie de la letra aquello de que “el fin justifica los medios” (Maquia-velo): infamar, calumniar…y hasta matar. Es la evidencia constante de que el hombre es imperfecto.
  
  El prejuicio genera un oleaje de opiniones diversas que termina creando, en torno a la víctima, una atmósfera negativa matizada por el rechazo de unos y la maledicencia de o-tros. Esto ocurre especialmente cuando el prejuiciado concentra poder, y con el que todos quieren –por asunto de intereses- estar “en buena”, no “en desgracia”. Se parece esto a la situación que se da cuando un árbol ha caído: todos hacen leña de él, incluso hasta los que no tienen necesidad de hacerlo.

     Existe el tipo de prejuicio por inducción, que se da en aquellos sujetos débiles de carác-ter y que son fácilmente influenciables. Es el más común y el más peligroso, ya que casi siempre quien lo provoca es la persona insidiosa y calumniadora que, sin escrúpulo alguno, destruye imágenes de personas dignas y honestas. Ya lo decía Kane O’Hara: “Cuando el juicio es débil, el prejuicio es fuerte”.
  
  Hay que admitir que extraer de la mente de alguien un prejuicio es, a veces, tarea difícil y en ocasiones imposible. Con frecuencia, por más que se logre, queda algún vestigio amenazando con tomar fuerza y resurgir como el Ave Fénix. Si pidiéramos opinión a Albert Einstein posiblemente repetiría su célebre frase aforística: “Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio”. Sobre todo, cuando se da el caso señalado en el párrafo anterior:       

“Los prejuicios son sumamente difíciles de erradicar de un corazón cuyo suelo nunca fue preparado o fertilizado por la educación; crecen allí, firmes como malas hierbas entre piedras”. Esto dice Charlotte Brontë.
  
  “Errare humanun est”. “Es propio del hombre equivocarse” –se ha dicho tantas veces-, pero es propio del hombre sensato y reflexivo enmendar sus errores y reconocer que estaba equivocado. El prejuicio es una gran equivocación que nos arrastra hacia el abismo insondable de la inexactitud, del desasosiego y del subjetivismo, por lo que debemos evitar ser presa de él si queremos ser justos, valorando con claridad de pensamiento las cosas, pero especialmente a las personas.


Así pues…. tened cuidado con los prejuicios.


martes, 13 de septiembre de 2011

Una Gaviota sobre el mar



Hay momentos en los que me pregunto

¿dónde se refugiará la gaviota

sin esa libertad que le da el mar?

¿ dónde quedarán sus sueños?

dónde se irá al amanecer

dañada por las ilusiones

sin poder echar a volar..

sin ese fragancia que la conquista

impregnándola toda en sal.

Hay momentos que me pregunto

¿por qué es tan caprichoso el mar?

pues llena todo con su esencia

y humedeciéndonos con su presencia

nos despoja a la gaviota y a mí

de su bálsamo y de su sal